Por qué elegir una mesa redonda de cocina

Cuando pensamos en comer en familia, a menudo nos imaginamos haciéndolo en una mesa redonda de cocina. Y es que pocos muebles resultan más acogedores y familiares que una mesa redonda que haga las veces de punto de encuentro. Por eso, hoy te damos varios argumentos por los que deberías incorporar una mesa redonda en tu cocina.

A la hora de diseñar una cocina para nuestros clientes siempre tratamos de respetar sus ideas y preferencias. A menudo, encontramos propuestas en las que se incluye una mesa rectangular como primera opción, lo que es natural, porque puede parecer que se aprovecha mejor el espacio.

No obstante, en ocasiones en las que una mesa redonda de cocina encaja mejor y se amolda a sus necesidades, esta opción tiende a sorprender a los clientes. Y es que no siempre se tiene en mente esta genial opción. Por eso, queremos explicarte las ventajas de las mesas redondas para cocina.

Ventajas de la mesa redonda de cocina

Existen multitud de motivos por los que hacerse con una mesa redonda de cocina, pero de entre todos, nosotros hemos querido destacar los siguientes.

Gestión del espacio

Puede parecer obvio, pero el hecho de que una mesa redonda carezca de esquinas hace de ellas un recurso muy preciado en cocinas de espacio reducido. Al carecer de esquinas, es más fácil acceder a los asientos y desplazarse hasta llegar a cualquier posición.

Cocina con tiradores en blanco, negro y gris

Ver + Fotos

De esta manera, podrás evitar los incómodos golpes en las caderas al tratar sentarte a la mesa.

Mesa redonda de cocina. Aprovecha el espacio de tu cocina.

La mesa redonda de cocina: de todos los tipos y colores

Hay mesas redondas de cocina para todos los gustos. Los tamaños más habituales quizá sean las de 60 hasta 100 centímetros de diámetro. No obstante, podemos encontrarlas de cualquier tamaño y acabado.

Si dispones de espacio suficiente en la cocina, una gran mesa redonda puede llegar a albergar hasta 8 comensales sin ningún problema.

Mayor interacción

Quién no ha acabado con dolor de cuello tras una larga cena conversando con el comensal más cercano cuando nos sentamos a una mesa cuadrada. Las mesas redondas de cocina evitarán incómodos dolores posturales puesto que podrás dirigirte a todos los comensales sin apenas girarte.

Además, todo queda más a mano, por lo que podrás despedirte de lastimarte realizando escorzos para alcanzar la sal.

Aprovecha el espacio

Las mesas redondas de cocina son mucho más sencillas de colocar que las rectangulares, puesto que les basta casi con cualquier rincón para quedar a las mil maravillas.

Además, al sentarnos en torno al centro de la mesa, la sensación de espacio es mayor, ya que evitamos chocarnos con los codos del comensal adyacente.

Y es que no hay nada más incómodo que quedar en una de las esquinas de una mesa rectangular o cuadrada, cuando has llegado tarde.

Mesa redonda de cocina en Vitoria-Gasteiz

Factores a tener en cuenta para tener una mesa redonda de cocina

Que las mesas redondas de cocina no son para todo el mundo es un hecho. Por eso, habremos de tener en cuenta algunos factores para evitar equivocarnos a la hora de adquirir nuestra mesa.

Espacio necesario

Uno de los mayores errores a la hora de hacerse con una mesa redonda de cocina es no tener en cuenta el espacio necesario para colocar y retirar las sillas para sentarse a la mesa.

Es aconsejable dejar entre 60 y 70 centímetros desde el borde de la mesa hasta la pared o mueble más cercano. Así, evitaremos tener que recurrir a posturas incómodas para acceder a sentarse.

Cuidado con las patas

Si no contamos con espacio suficiente o hemos apurado mucho a la hora de medir, es posible que debamos optar por mesas redondas de cocina de pie central. Estos modelos facilitan la movilidad en torno a la mesa y al carecer de patas resultan muy cómodas para los comensales, ya que permiten colocar las piernas a placer. No obstante, suelen tener menos estabilidad que las tradicionales con patas. Por eso habremos de tener en cuenta el entorno y el suelo en el que irá nuestra mesa redonda de cocina si solo dispone de un pie central.

Conclusión

En definitiva, la mesa redonda de cocina es un recurso ideal para aquellos que busquen aprovechar el espacio al máximo, o simplemente deseen sacarle partido a la comodidad que ofrecen para charlar y disfrutar de la comida.

Esperamos que hayas disfrutado de nuestro artículo. Te esperamos en tu tienda de cocinas en Vitoria-Gasteiz. ¡Hasta la próxima!