Tipos de grifos de cocina: cómo elegir el idóneo

Como imaginarás, existen incontables tipos de grifos de cocina. Lo cual es de agradecer, aunque, en ocasiones, tanta variedad pueda resultar algo abrumadora. Para ayudarte a salir de dudas, te traemos un útil artículo en el que te explicamos los distintos tipos de grifo de cocina. ¿Te animas? ¡Vamos allá!

Factores a tener en cuenta para comprar grifo de cocina

A la hora de amueblar o reformar la cocina, debemos plantearnos por qué tipo de grifo de cocina nos decantaremos. Sin embargo, y dada la gran cantidad de innovaciones en el sector, la tarea se antoja algo compleja. Es por eso que, si no prestamos atención a algunos factores decisivos, es posible que acabemos eligiendo un grifo inadecuado para nuestra cocina.

Quien más quien menos, “se ha enamorado” alguna vez de un mueble o como en este caso, de un grifo. Por eso, es recomendable no dejarse llevar por la estética únicamente, y sopesar fríamente si ese grifo tan llamativo encaja en nuestra cocina. Para no incurrir en tal error, te contamos qué debes tener en cuenta antes de escoger grifo de cocina.

  • Espacio disponible: Esto comprende tanto el volumen del grifo en sí, como su longitud. Un grifo que apenas llegue al fregadero, o peor aún, que lo sobrepase, es sinónimo de problemas. También debemos vigilar la altura de estos. Puede resultar tentador decantarse por un grifo de estilo llamativo, pero si a la hora de la instalación, su manejo es torpe o no contamos con espacio necesario para emplearlo, habremos cometido un error.
  • Funcionalidad: Como veremos a continuación, existen distintos tipos de grifos de cocina, que varían en función de su naturaleza. Lo más recomendable es tener en cuenta nuestras necesidades y confirmar que este las satisface.
  • Eficiencia: Con el desarrollo tecnológico del sector, encontramos características mejoradas como la eficiencia energética y el consumo. Por ejemplo, los grifos termostáticos mantienen la temperatura del agua constante, independientemente del caudal. Esto se traduce en un gasto menor de agua y energía.

Tipos de grifos de cocina

Ahora que conocemos los factores a tener en cuenta a la hora de adquirir nuestro grifo de cocina, veamos cuáles son los tipos más frecuentes.

Grifos de cocina monomando

Como su nombre indica, este tipo de grifo regula la temperatura del agua con un solo mando. Por norma general, suele tratarse de una palanca que podemos accionar tanto vertical como horizontalmente. Un eje determina el caudal de agua, y el otro la temperatura.

Cocina moderna con ventana abierta al salón

Ver + Fotos

De los tipos de grifos de cocina, este es muy común y resulta muy sencillo de emplear. Además, dada su simplicidad, cuenta con un mantenimiento mínimo.

Grifos de cocina bimando

Los grifos más tradicionales y clásicos suelen contar con esta morfología. Una de las ventajas de los grifos de cocina bimando es la meticulosidad con la que podemos definir la temperatura del agua. Dado que uno se emplea para ajustar el agua fría y el otro para la caliente, es posible manejarlos independientemente.

Sin embargo, en cuanto a usabilidad, son considerablemente menos eficaces que los monomandos. Esto se debe a que para ajustar el caudal, requerimos de más tiempo y movimientos. Además, eso repercutirá irremediablemente en la cantidad de agua derrochada en el proceso. Por eso, si lo que buscas es un grifo ecológico, es probable que un grifo monomando se ajuste mejor a tus expectativas.

Tipos de grifos de cocina. Grifo de caño alto.

Grifos de cocina de caño alto

Independientemente del tipo de mando, una de las configuraciones más comunes en grifos de cocina es la de caño alto. Estos grifos poseen una larga distancia que permite abarcar una gran superficie del fregadero. Además, al estar dotados de una amplia curvatura, facilitan la manipulación de enseres y alimentos bajo el caño. Resultan muy cómodos para fregar la vajilla, sobre todo en el caso de menaje voluminoso como ollas y cazuelas grandes.

Grifos de cocina de caño extensible

Este tipo de grifo de cocina es cada vez más demandado. En apariencia, suelen resultar similares a los de caño alto, pero se les distingue por su terminación. Este apéndice final puede tratarse de una boquilla corriente o incluso de una ducha. La principal característica es que el grifo cuenta con una diminuta manguera extraíble que se desplaza a través del caño.

Esta funcionalidad resulta especialmente útil para irrigar recovecos de difícil acceso a la hora de fregar. También es de agradecer para lavar verduras y alimentos de manera más cómoda, gracias a su direccionalidad. Por último, facilita en sobremanera el llenado de cubos y barreños para, por ejemplo, fregar el suelo.

Una variante de este tipo de grifo de cocina, son los grifos de cocina con caño de muelle. Inspirado en los grifos de cocinas profesionales y restauración, resultan menos estéticos y disimulados, pero su manejo es más rápido y cómodo.

Grifos de caño bajo

En algunas ocasiones, disponemos de poco espacio para el grifo y el fregadero. Bien sea, por el tamaño de los muebles, por la disposición o por coincidir con elementos como ventanas u otros, nuestro grifo ha de amoldarse. En dicho caso, podemos optar por los grifos de cocina de caño bajo.

Este tipo de grifo no tiene por qué ser especialmente corto, y tan solo resulta bajo en comparación con los grifos de caño alto. Como consecuencia de su reducido tamaño, podemos operarlos con mayor facilidad, pero dificultan las tareas de limpieza. Sin embargo, en contrapunto, contamos con que resultan más silenciosos y salpican menos que sus hermanos mayores.

Grifos de caño abatible

Este tipo de grifo de cocina resulta muy particular. Suelen suponer una solución muy creativa a casos en los que no se dispone de mucho espacio. Los grifos de cocina con caño abatible permiten disponer de un grifo de caño alto, que podemos retraer de manera puntual. Así, podemos “tirar de él” para alcanzar el centro del fregadero cuando sea necesario, o “recogerlo”, plegándolo para que no entorpezca.

Grifos de pared o empotrados

Uno de los grifos más peculiares, dada su ubicación, es el grifo de cocina de pared. Este recurso es muy demandado por usuarios que requieren un toque de estilo y originalidad en sus cocinas.

Al no estorbar sobre la pila del fregadero, el espacio total de este queda libre para los enseres y menaje a fregar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que requieren de una instalación más compleja que el resto. Esto se debe, naturalmente, a que las tuberías han de ir por el interior de la pared. Es por eso que recomendamos tener bien presente las cualidades y peculiaridades de este tipo de grifo de cocina.

Grifos de osmosis

Los grifos de cocina con osmosis inversa son una solución inteligente para el filtrado del agua sin requerir de accesorios adicionales. Gracias a un filtro osmótico, el agua del grifo está libre de aditivos y sedimentos que suele acarrear. Esto es una ventaja para aquellos consumidores habituales de agua del grifo, que deseen un agua más pura y saludable.

Materiales de los grifos de cocina

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de adquirir un grifo de cocina, es el material en el que está fabricado. Por norma general, podemos encontrar principalmente dos opciones; acero inoxidable o latón cromado.

Los grifos de cocina de acero inoxidable, son duraderos y resistentes. Este tipo de material, suele contar con acabados cepillados, que logran un pulido muy elegante y reduce las huellas dactilares y las manchas de agua y cal. Sin embargo, el acero inoxidable admite tanto acabados mates como brillantes.

Pese a la popularidad del acero inoxidable, podemos aseverar que los grifos de cocina más cotizados son los de latón o cromo. Y es que, sobre todo en el caso de los grifos con diseños más originales y estéticos, suelen estar fabricados en este material.

Deberás secar las gotas de agua que queden en el grifo después de cada uso si quieres que te dure mucho tiempo a la vez que deberás usar productos suaves para su limpieza y mantenimiento. Si bien es cierto que dependiendo del acabado, puede requerir de un mayor mantenimiento y limpieza, en la actualidad existen grifos de cocina de latón con acabados en níquel cepillado que minimizan dichos cuidados.

Tipos de grifos de cocina. Grifo de latón.

Accesorios para grifos de cocina

Al margen de todas las indicaciones que hemos dado hasta ahora, debemos destacar la posibilidad de dotar a nuestro grifo de cocina de funcionalidades extra. Estos son algunos de los accesorios más empleados:

  • Aireador: Sirve para reducir el caudal del agua, gracias a la mezcla de oxígeno con el agua a través de un sistema de rejilla. Un accesorio muy útil de cara al ahorro energético y medioambiental, puesto que puede reducir hasta un 30% el consumo.
  • Reductores de caudal: Como su nombre indica, reducen la cantidad de agua sin reducir la presión de esta.
  • Filtros de ósmosis: Aunque nuestro grifo no cuente con filtro de osmosis inversa, es posible agregarle uno de manera independiente.

Conclusión

Como habrás podido comprobar, pese a existir numerosos tipos de grifos de cocina, basta con tener en cuenta unos cuantos factores para lograr encontrar el más adecuado. No obstante, desde Tierra Home Design, te animamos a visitar nuestro estudio de cocinas en Vitoria-Gasteiz. Estaremos encantados de asesorarte y ayudarte a encontrar tu grifo de cocina ideal.

Te esperamos en el próximo artículo. ¡Hasta pronto!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *