Nuevo etiquetado energético en electrodomésticos

El etiquetado energético indica a los consumidores el consumo de eléctrico que tienen los electrodomésticos. El 1 de marzo de 2021, los frigoríficos, congeladores, lavadoras, lavavajillas y todo tipo de electrodomésticos se vieron obligados a cambiar su sistema de clasificación energética por el nuevo etiquetado energético. En el artículo de hoy veremos en qué consiste el nuevo etiquetado energético y las diferencias con el anterior.

Nueva etiqueta energética de electrodomésticos

El uso de estas etiquetas a la hora de vender estos aparatos es obligatorio. Podemos encontrarlas en forma de pegatina en las esquinas superiores de estos cuando vamos a comprarlos en cualquier tienda.

Hasta ahora, estas etiquetas contaban con un sistema de medición energética que iba desde la A a la D. Cuando comenzó este etiquetado energético, se empezó a etiquetar los productos que mayor eficiencia energética tenían con un A+, como ya explicamos en uno de nuestros artículos anteriores. Debido al constante aumento en la eficiencia energética de todos los productos electrodomésticos, esta clasificación necesitaba ampliarse. Por ello, para seguir indicando cuáles eran los productos de mayor eficiencia se decidió aumentar la clasificación incluyendo las clasificaciones A++ y A+++.

Los tiempos siguen avanzando, y la innovación en los procesos de fabricación continua, creando cada día productos más eficientes energéticamente. Como consecuencia directa de esto, se volvió a necesitar una ampliación en el sistema de etiquetado. Sin embargo, antes de añadir un “+” más, se hizo un análisis de lo confuso que empezaba a ser este etiquetado para el consumidor.

Etiquetado energético antiguo

Por ello, se ha decidido cambiar el etiquetado energético de electrodomésticos, volvemos a los inicios. A partir de este año, volvemos a un etiquetado que mide la eficiencia desde la A (producto más eficiente energéticamente) hasta la G (producto menos eficiente). Esta clasificación deja de lado los confusos A+, A++ y A+++ y ordena claramente los productos desde la A a la G. De esta manera, la A (en color verde) indicará los electrodomésticos más eficientes energéticamente, y la G (en rojo), representará los menos eficientes.

Diferencia entre etiquetas antiguas y nuevas energéticas de electrodomésticos

Poniendo lado a lado la etiqueta antigua y la nueva etiqueta energética, podemos ver que las letras de la A a la G no son los únicos cambios que se han realizado. En el artículo de hoy analizaremos las diferencias entre la etiqueta antigua y la nueva.

Información en la etiqueta energética

Etiqueta nueva y antigua eficiencia energética

Analizando las diferencias de la nueva etiqueta con la anterior de arriba a abajo, en la parte superior podemos ver que han añadido un código QR que lleva al comprador a la base de datos de la UE, en la que podrá obtener más información acerca del modelo del producto.

A continuación tenemos la nueva clasificación energética, que como ya hemos dicho va de la A a la G. En color negro apuntando a la clasificación podemos encontrar la clasificación del electrodoméstico que estamos mirando.

Después de este primer apartado encontramos los datos del electrodoméstico. Primero el consumo energético anual, medido en kWh por cada 100 ciclos de funcionamiento. Y por último se detallan otro tipo de especificaciones que puedan ser relevantes para el electrodoméstico. Por ejemplo, en la etiqueta de un frigorífico aparecerá el volumen interior medido en litros, y el ruido en decibelios que este produce medido en una escala de la A a la D. Estos últimos datos se muestran de una forma mucho más clara y directa que en la anterior etiqueta, mediante el uso de unos pictogramas más simples y claros.

Por qué tener en cuenta el etiquetado energético a la hora de comprar un electrodoméstico

En agosto de este año se registraron niveles máximos en el precio de la luz. Por ello, tanto para disminuir el impacto negativo en el medio ambiente como para rebajar la factura de la luz, será necesario analizar las etiquetas energéticas en la compra de nuevos electrodomésticos.

Aunque los electrodomésticos con menos consumo energético sean más caros, la inversión inicial merece la pena. Dado que, el bajo consumo de estos hará que se amortice la compra.

Electrodomésticos con menor consumo energético

En el artículo de hoy hemos visto la diferencia entre la nueva etiqueta y la anterior. Cuando nos enfrentemos a la compra de un nuevo electrodoméstico, podremos tomar una decisión más fundamentada. Conociendo los parámetros que se detallan en la etiqueta podremos comparar precios de una manera más fiel, sabiendo qué puede aportarnos un producto respecto a otro.

Sin embargo, como siempre nuestra recomendación es que busques asesoramiento de calidad a la hora de elegir un electrodoméstico. Te recordamos que puedes ponerte en manos de nuestros profesionales en nuestra tienda online de electrodomésticos online, o venir a visitarnos a nuestra tienda de cocinas en Vitoria-Gasteiz.

Esperamos que nuestro artículo de hoy te haya resultado de utilidad. Te esperamos el mes que viene con nuevos consejos para tu cocina. ¡Hasta la próxima!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *